Musicas de Lorena
01 Jan 2013 | Folklore

Prensa General

El talento y la belleza reinaron en la velada de Cancioneras

El talento y la belleza reinaron en la velada de Cancioneras

Fuente: folcloreclub.com.ar (04/08/2013)

Lorena Astudillo, María de los Ángeles “Bruja” Salguero, María de los Ángeles “Chiqui” Ledesma y Mónica Abraham unieron sus increíbles voces en “Cancioneras”, un espectáculo brindado el pasado viernes 2 de agosto en el Teatro del Viejo Mercado. Las artistas reunieron talento, elegancia y alegría para homenajear a la Pachamama con un variado repertorio de música popular que, además, tuvo su segundo encuentro anoche en el teatro del barrio porteño del Abasto.

Pasadas las 21:30 horas del viernes frente a un importante marco de público, los músicos Pablo Fraguela (piano), Matías Furió (percusión) y Marcos Di Paolo (guitarra) hicieron sonar sus instrumentos para recibir a las cuatro cantantes argentinas arriba del escenario. Con resplandecientes sonrisas y una sin igual conjunción de voces dieron inicio a la función con el huayno “Plantita de Alelí”.

En el mes de la Pachamama, nada más acertado que este homenaje a la Madre Tierra con las desgarradoras voces de Mónica, Lorena, La Bruja y Chiqui para representar la fuerza musical del género. El público, atónito por las inigualables interpretaciones de estas mujeres, disfrutó a lo largo de toda la velada acompañando con fervientes palmas.

Reunidas alrededor de una mesa con sus rostros iluminados por la luz de las velas, las artistas admiraban cada interpretación de sus compañeras que por momentos cantaban de manera individual o a dúo, y por otros como cuarteto.

Con un aire litoraleño en la melodía, Mónica interpretó “Tendrías que verla”, de Luis Pérez Mosquera y Jorge Giuliano. La Bruja, con su inconfundible voz y su tonada riojana, aportó la energía con su canto más ligado a la tierra. Para el comienzo eligió un chuntunqui de su coterráneo José “Josho” González para contarles a los presentes de dónde viene y quién es.

El primer dueto de la noche fue el de Mónica junto a La Bruja que, al ritmo del cajón musical y de los punteos de la guitarra, ofrecieron “Cardo o ceniza”, de María Isabel “Chabuca” Granda. Siguiendo con el legado de esta cantautora peruana, Chiqui Ledesma obsequió “Fina estampa”.

Más tarde llegó el momento de Lorena Astudillo, “El ángel de este proyecto, la culpable de este encuentro de cantoras”, según Chiqui Ledesma. “El arte es una sola y no compite. Es por eso que decidimos juntarnos para ofrecer esto que nació de manera espontánea”, compartió Astudillo antes de ofrecer unas coplas de su autoría bajo el nombre de “Ollita de barro”.

En este encuentro de mujeres no podía faltar un homenaje a la obra de Ariel Ramírez y Félix Luna. Una vez más, Chiqui deleitó a los presentes con una emotiva interpretación de “Dorotea la cautiva” acompañada por Pablo Fraguela en piano. Y, las cuatro compartieron escenario nuevamente para brindar una alegre versión de “Azúcar de caña”, que concluyó con un sublime final a capella.

Para ahuyentar los males, para aquellos que como muchos argentinos son supersticiosos, Lorena compartió una chacarera propia titulada “La sin nombre”, justamente para ni siquiera pronunciar la palabra que trae mala suerte.

La clásica “Zamba para olvidar” tiene innumerables interpretaciones. Sin embargo, una de las más increíbles versiones pudo disfrutarse con las voces de Chiqui y Lorena que fueron acompañadas por el público. A continuación, Mónica cantó una tonada cuyana.

La Bruja Salguero interpretó “Lucero cantor”, tema del joven cantor riojano Ramiro González, para el que se sumaron las demás obsequiando a cuatro voces, cada una con su caja musical en mano, una hermosa y enérgica versión. En contraposición a ese festivo clima, interpretaron con sus dulces y nítidas voces “El cigarrito”, de Víctor Jara.

Promediando la mágica velada, Lorena cantó “Zamba del arribeño”, de Juan Falú y Néstor Soria, que antecedió a la interpretación de Mónica de “Mi apellido es Buenos Aires”, un tango que escribió Alicia Crest a principios de los años 80 en sus años de exilio y que despertó una gran ovación por parte del público. Luego, Chiqui Ledesma se sumó a Mónica para interpretar la cueca cuyana “Mi flor ausente”.

“Es maravilloso poder festejar de esta manera”, compartió emocionada La Bruja en el día de su cumpleaños. “Con el permiso de las tres profesoras de canto (en alusión a sus compañeras) voy a desgarrarme con este grito de Raúl Carnota”, pronunció simpáticamente la cumpleañera antes de cantar.

El final de la función se acercó más al folklore bien tradicional en el que aparecieron canciones como la chacarera “La trunca norte”, la zamba “La alejada” y un cierre a vivas voces con “Chacarera de un triste”, de los Hermanos Simón.

La felicidad no sólo fue expresada con palabras de agradecimiento en el cierre de la presentación, sino que a lo largo de las dos horas de espectáculo estas cuatro talentosas artistas demostraron su regocijo con cada gesto arriba del escenario y, ante todo, con sus excepcionales voces.

“Andá y decile a tu mamá” y “Calvelito blanco”, fueron los bises que regalaron estas cantoras a las que despidieron ovacionadas con ramos de flores y una torta con forma de caja musical para que La Bruja pida sus deseos en la noche de su cumpleaños.

Nota: Belén Cordero
Fotos: Eduardo Fisicaro
Fuente: Folklore Club

webmaster

agosto 7th, 2013

No comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.